Ponencia M 26A P. Rico


22do SEMINARIO INTERNACIONAL “PROBLEMAS DE LA REVOLUCIÓN EN AMÉRICA LATINA.VIGENCIA REVOLUCIONARIA DEL PENSAMIENTO DE CARLOS MARX.

Primero, agradecer a los compañeros y compañeras del PCMLE y a su Juventud Revolucionaria, por invitarnos al 22do, Seminario Internacional  Problemas de la Revolución en América Latina. Un fraternal saludo a las delegaciones internacionales.

Durante la 5ta. Marcha ¡Independencia YA! que celebramos este año en PR, una de las consignas principales fue TENGO UN COMPROMISO SERIO DE LUCHAR CONTRA EL IMPERIO. Y eso es lo que nosotros hacemos hoy aquí: Dándole continuidad al pensamiento de un gran dirigente y pensador del proletariado internacional, fundador de la doctrina del socialismo científico el camarada Carlos Marx, en el bicentenario de su natalicio. Vengo de Puerto Rico, una colonia de los gringos desde hace 120 años, que aún continúa y continuará luchando hasta que logremos expulsarlos de Borinken. En esa lucha persistiremos. Siempre habrá manos para tomar el fusil y el machete hasta lograr expulsarlos como expulsamos de Vieques a la Marina más poderosa del mundo en 2003.

 Compañeras y compañeros, de Carlos Marx y su filosofía brotan notas musicales que despiertan nuestras conciencias y nos iluminan sobre quién es nuestro opresor, nuestro verdadero enemigo, el imperialismo YANQUI. El depredador que saquea nuestros recursos minerales, nuestras aguas, destruye nuestra agricultura, nos impone una junta fiscal nombrada, por el presidente y el congreso, que determina cuál debe ser el presupuesto del gobierno, qué leyes se pueden aprobar o derogar, qué impuestos se aplican, vacían las arcas de diferentes agencias sin consultar con el pueblo y, como si fuera poco, ahora intentan reducir las pensiones devengadas por nuestros jubilados.  Todo esto con el único fin de pagar a los usureros bonistas de Wall Street, sobre 73 mil millones de dólares por concepto de una deuda odiosa, cuyo único responsable es el congreso de los Estados Unidos que tiene el deber fiduciario.             .

El Marxismo nos enseña que nada de esto es nuevo y que todos los pueblos se exponen a ello. Basta con hacer un análisis crítico del sistema capitalista de producción, lo que son sus instituciones, su ideología y su comportamiento y mentalidad imperialista, unidas todas entre sí. Por eso y teniendo en mente, no sólo la independencia de Puerto Rico sino la sociedad a la cual aspiramos, hacemos uso del Marxismo, el Leninismo como guía para lograr nuestros objetivos a corto y largo plazo.

Considero que una de sus obras maestras, además de El Capital, es el Manifiesto Comunista, escrito entre dos grandes amigos, Carlos Marx y Federico Engels. El Manifiesto es un arma punzante contra el imperialismo. Es un instrumento de carácter educativo y propagandístico y lo hemos constatado, lo hemos vivido, en la educación a nuestros miembros. En los círculos de estudio que llevamos a cabo, los participantes han entendido    la necesidad de ocuparse de la práctica social, no de la utopía y sí de la coyuntura real del mundo y en que somos parte de ese mundo y cómo esa conciencia de nuestra realidad nos impulsa a estudiar con más rigurosidad los textos marxistas y de otros camaradas.

También estudiando El Manifiesto, se han aclarado dudas sobre la cuestión religiosa, pues en algún momento todos hemos tenido nuestra propia concepción. Esas dudas comenzaron a aclarase analizando lo que Marx decía sobre a los señalamientos hechos contra el comunismo en nombre de la religión, de la filosofía y de las ideologías. Marx establecía claramente que la religión, la filosofía y la moral, tienen su verdadero sostén en las relaciones de producción, frase constante de Marx las ideas y las creencias religiosas desaparecerán completamente, cuando desaparezca la sociedad y con ella el antagonismo entre las clases. Los compañeros y compañeras participantes, se dividieron entre los que entendían que el socialismo Marxista podría transformar la sociedad pero no acabar nunca con esta práctica religiosa y los que concluyeron que Marx no es un enemigo de la religión sino un ateo que no practicaba la fe cristiana. Esta discusión nos llevó a adelantar el estudio del texto de Principios de Filosofía de Politser.

 Sin lugar a dudas, en el Manifiesto redactado en el 1848 por encargo de la Liga de los Comunistas, Carlos Marx hace una magnífica exposición del surgimiento del capitalismo y señala con claridad ideológica, la burguesía en la época moderna que jugó un papel revolucionario en su lucha contra la monarquía, el clero y otros sectores. Claro, que lo que surgió de esta revolución burguesa fue el capitalismo que, aún hoy, tanto daño nos hace, la explotación del ser humano por otro ser humano sin conciencia. Marx nos dice y cito: “ TODA SOCIEDAD BASADA EN EL ANTAGONISMO ENTRE LAS CLASES,  IMPLICA LA EXISTENCIA DE UNA CLASE OPRIMIDA Y LA ENMACIPACIÓN DE ESA CLASE  OPRIMIDA REQUIERE, POR TANTO, LA CREACIÓN DE UNA NUEVA SOCIEDAD” Marx fue muy preciso en sus señalamientos en el manifiesto al indicar que será necesario el tomar unas medidas económicas y políticas tan pronto el proletariado tome el poder y elimine las influencias del aparato burocrático. Medidas indispensables para transformar el modo de producción y tener control de todos estos instrumentos en manos del estado. Marx señala que estas medidas podrían diferir en cada país y de acuerdo a la situación particular de cada uno. 

Esas enseñanzas marxistas, han sido cruciales en la lucha en Puerto Rico ya que nos permiten ver y analizar lo que sucede en nuestra economía. Por ejemplo, en Puerto Rico la economía está básicamente en manos de las grandes empresas trasnacionales. Estas empresas no reinvierten sus ganancias en el país ni informan el monto de éstas. Diariamente transfieren a bancos extranjeros esas exorbitantes ganancias, por las cuales no pagan arbitrios. El gobierno intenta hacer creer que la permanencia de estas empresas es necesaria porque supuestamente, crean empleos. Empleos precarios que explotan a los trabajadores y trabajadoras.

Este es uno de los señalamientos que hacemos a menudo al pueblo para que entiendan a cabalidad la necesidad de un cambio, de una transformación en la economía capitalista a una más justa y que esto no se logrará mientras seamos colonia. Tratamos de llevar explicar lo que aprendimos de las enseñanzas marxistas para llevar a cabo esa transformación, como por ejemplo, la centralización del crédito en las manos del estado mediante un banco nacional con capital del estado y monopolio exclusivo. En Puerto Rico han surgido últimamente pequeños propietarios, cafetaleros, agricultores que cuestionan lo del banco nacional en manos del estado. Recuerden que en Puerto Rico, predomina la mentalidad colonizada y la capitalista impuesta por los gringos. La mentalidad comienza a reformarse cuando se le explica que, cuando Marx habla de un banco nacional con capital del estado y monopolio exclusivo, significa que el crédito a las empresas y, por tanto, la inversión estaría únicamente en manos Estado y por lo tanto desaparecerán el banco privados y el robo de las ganancias por parte de las trasnacionales. Estas medidas no pueden dejarse en mentalidades burguesas por más independentistas que sean. Sin entrar en analizar cada uno de los siguientes países, México, Nicaragua, Venezuela, Bolivia y otros: pregunto, ¿estas medidas se han ido aplicando progresivamente por estos gobiernos sin que hayan abandonado las exigencias del pueblo? ¿Ha habido realmente una revolución proletaria? ¿El proletariado se ha constituido en una clase y ha logrado erradicar por la fuerza las antiguas relaciones de producción?  Esto se lo estaría preguntando el Camarada Carlos Marx. En Puerto Rico existe desde hace más de 40 años una organización clandestina conocida como el Ejército Popular Boricua –LOS MACHETEROS, que entiende, como establece MARX,  que la transición al comunismo comenzará con el desarrollo de la conciencia del proletariado, de su fuerza y misión y la creación de un partido político de la clase obrera. Seguirá la revolución pacífica o violenta según las circunstancias. Claro en Puerto Rico primero se tiene que lograr la independencia a leña y fuego ya que las elecciones sólo han retrasado la lucha por la independencia.

Termino mi corta exposición con un párrafo de El Manifiesto Comunista escrito por Marx: En la nueva sociedad, las leyes económicas serán aplicadas “con conocimiento de causa y por tanto dominadas”; la vida en sociedad que hasta ahora se presenta como fijada por la naturaleza y por la historia” será en la sociedad socialista “el resultado de la libre voluntad de los hombres”. Esto será gracias a los seres humanos que harán historia sabiendo lo que hacen por la humanidad.

¡VIVA PUERTO RICO LIBRE y SOCIALISTA!



¡VIVAN MARX, LENIN Y MAO!

¡ABAJO EL IMPERIALISMO!

¡YANQUI GO HOME!


Norberto A. Cintrón Fiallo                                                                                                    Portavoz      Movimiento 26 de Abril- M 26 A                                                                                                            Julio 2018 - Quito. Ecuador 


                                    

Comentarios

Entradas populares